Articulos-es
Identidad virtual y el metaverso: una nueva oportunidad para reinventarse

Identidad virtual y el metaverso: una nueva oportunidad para reinventarse

Es veidente que el metaverso esta generando mucho de que hablar, pero como afectara a nuestra identidad virtual? Es un mantra que no paran de repetir los expertos digitales: la era digital ha llegado primero a los consumidores que a las empresas. Hoy intentaremos mirar un poco más allá y reflexionar sobre cómo la nueva realidad digital, remota y virtual, está afectando a las empresas. 

Como transformara el Metaverso nuestra identidad virtual

En los últimos años hemos visto cómo parte de nuestra identidad se ha trasladado a internet. Buena parte de la responsabilidad la tiene un pequeño dispositivo. Un dispositivo que nos conecta constantemente a internet, que llevamos en el bolsillo o en el bolso, y no podemos salir de casa sin él y no sentirnos desnudos. Es obvio que nuestra identidad digital es cada día más relevante. Hoy podría ser más importante tener un buen social selling index en Linkedin que un diploma universitario, sobre todo si este reconocimiento no puede verificarse online.

identidad virtual y metaverso

Si analizamos un poco, los maestros de la identidad digital, los expertos del contenido digital, streamers, influencers, twitchers, podremos constatar cómo han aprendido a diferenciar a su personaje virtual de su persona real, manteniendo un gran aura de protección sobre su privacidad individual. En una carrera por los directos más frescos, por la voz más auténtica, es paradójico que el atrezzo sea cada vez más valorado. Mi sensación es que el público quiere personajes, quizás no tanto personas reales. Es quizás uno de los secretos de por qué vienen a vivir a Andorra. En un entorno que premia sobre todo la autenticidad y la independencia de pensamiento, encontrar contradicciones entre personaje y persona podría llevar al desastre. En Andorra están seguros, ya que no hacemos mucho caso a las celebrities.

Hypersegmentaciçon de contenidos,
como competir en el metaverso?

Las empresas van detrás de la onda digital: intentando adaptarse a la velocidad del cambio de hábitos, intentando intuir la emergencia de nuevos canales, intentando contribuir a la aparición de nuevos formatos comunicativos, pero parece que no piden lo suficiente de prisa. Lo que en los años 2000 era un friki hoy es un streamer de éxito, con miles de suscriptores que pagan tres o cuatro euros al mes por no hablarse de su ídolo. La palabra podría ser hipersegmentación. Ante un incremento exponencial de la oferta de entretenimiento, se crean nuevos códigos, nuevos movimientos culturales, nuevas tribus urbanas y nuevas microtendencias de consumo. El metaverso, el internet inmersivo que promociona Facebook, será, si se acaba constituyendo, el mundo mixto donde se acabará conectando de forma natural y fluida, realidad presencial y ficción virtual. Un mar de contenidos inmersivos donde las empresas competirán por detectar o prever las nuevas tendencias. Resultado del metaverso; posiblemente, mayor velocidad en las tendencias y mayor segmentación en los hábitos de consumo. La pregunta es, para mí, qué oportunidades abrirá el metaverso y la identidad virtual para las empresas.

El metaverso substituira el viage comercial?

En el ámbito práctico, por ejemplo, las empresas se preguntan si tiene sentido volver a viajar. En un entorno que premia la eficiencia, donde los recursos son finitos, los márgenes presionados por la inflación, donde viajar está mal visto y aumenta la impronta de carbono de la empresa, cuál es el futuro del viaje comercial. ¿Se puede apostar todo por una estrategia digital y reuniones virtuales? Y si mi competencia vuelve a viajar, ¿qué debo hacer yo? La estrategia dominante se irá imponiendo en los próximos años, pero es posible que encontremos un promedio. Personalmente soy de la opinión de que la venta mantendrá una parte presencial, quizás más lúdica, quizás menos frecuente. Personalmente creo que será muy difícil crear una confianza fuerte, sin sentir e interactuar con una persona en directo, sin leer su lenguaje corporal, sin sentir su vibración.

identidad virtual metaverso

Las nuevas capacidades del vendedor del Metaverso

El metaverso y la identidad virtual intentarán reducir los inconvenientes de las reuniones remotas,  pero será difícilmente salvable en el corto plazo. Ahora que dejamos atrás la pandemia, las empresas de venta compleja se están repensando cuáles son las capacidades de los vendedores del siglo XXI. Soy de la opinión de que los vendedores modernos tendrán que ser auténticos, frescos y en muchos casos un poco frikis, pero al mismo tiempo no muy charlatanes, personas concisas, sintéticas y atrevidas. Un poco influencers y algo científicos a la vez. Tengo la sensación de que el primer momento de la verdad se mantendrá en formatos muy reducidos, speed dating, elevator pitches o ferias virtuales. El objetivo es discriminar si interesa o no, de forma muy rápida y eficiente. 

La tecnología está reduciendo significativamente el coste de los primeros contactos, al tiempo que la capacidad de atención y la paciencia de los clientes es cada vez más corta. Tengo la sensación de que los vendedores que no sean concisos, directos, auténticos y comuniquen rápidamente una propuesta de valor clara pueden perder oportunidades que no volverán a aparecer fácilmente. ¿Qué sentido tiene viajar o realizar una reunión presencial de una hora si con 20 minutos ya tengo suficiente? 

Un primer contacto virtual o digital, ràpido y eficiente

Por ejemplo, el clúster ACTINN ha apostado por hacer una feria virtual de tecnología hiperrealista con imágenes en 360 grados para poner en contacto a empresas de nuestro entorno con el ecosistema andorrano, feria que tuvo lugar el pasado miércoles. El primer objetivo, permitir un primer contacto, eficiente en tiempo y coste, discriminar rápidamente y detectar a los socios, o contactos interesantes de la forma más ágil posible.En segundo lugar, crear un entorno inmersivo, con el objetivo de transmitir la identidad virtual, la singularidad de cada propuesta de valor a través de su material publicitario. El tercero es el posicionamiento. Nos interesa crear entornos virtuales de calidad para posicionar a Andorra como un ecosistema moderno, digital y competitivo. 

identidad virtual y metaverso

En definitiva, mi punto de hoy es que para ser una empresa digital no sólo es necesario invertir en tecnología, tener canales de venta digital o automatizar procedimientos, también hay que parecerlo. Muchas empresas se encuentran ante una falta de credibilidad, autenticidad o mensaje, o con una imagen antigua y contratan a influencers o e-gamers para parecer más modernas, y para conectar con los nuevos consumidores. Pienso personalmente que para ser digital es necesario abrazar un nuevo paradigma, una cultura que fomente la experimentación, donde se potencie al individuo, la iniciativa, la frescura. Se puede ser digital sin ser una start-up, pero necesitamos una cultura abierta, de experimentación, y algún personaje quizás también…

Las marcas se están transformando también para ocupar estos espacios virtuales y crear sus propios personajes corporativos, metavendedores o embajadores del Vers, como desee llamarlos. ¿Ha pensado ya cuál será su futura identidad virtual profesional en el metaverso?

Segueix-nos a twitter

Descobriex el nostre canal de twitter on publiquem curiositats sobre innovació i noves tecnologies, aixi com les fites dels nostres socis.

Qué hacemos por nuestros socios y colaboradores

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.